Actividades
 Premios
 Investigaciones
 Publicaciones
 Novedades
 Documentos y
 Declaraciones
 Convenios
 Enlaces
 Publicaciones de
.nuestros académicos
 
   
 



   
  Carta abierta a la sociedad
 
  Firman  
  Dr. Daniel Funes de Rioja
 Dr. Eduardo A. C. de Zavalía
     BAJAR DOCUMENTO COMPLETO
  94,2 KB      EN FORMATO PDF
 

7 de Julio del 2005

 

Los integrantes de la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, nos dirigimos a la comunidad argentina para trasmitirle algunas reflexiones que nos han llevado a realizar esta convocatoria.

La Argentina ha atravesado una profunda crisis, tanto desde el punto de vista productivo como social. En nuestra historia no ha sido la única, aunque aspiramos a que sea la última. Gran parte de los problemas a los que asistimos, son el producto de la falta de un modelo en lo económico y social sustentable, convalidado como Política de Estado por la ciudadanía en su conjunto.

La Constitución Nacional de 1853 llegó luego de intensas luchas. Pero se afirmó de la mano inspirada de una generación que pudo -al decir de Alberdi- abnegar las pasiones y construir una Nación.

Habíamos logrado conciliar Estado y Nación, con una economía vigorosa, un mercado internacional creciente y una sociedad que se educaba en el marco de un proyecto de progreso.

Luego, llegó la decadencia de nuestra institucionalidad democrática y el renacer del autoritarismo (una nueva forma de caudillismo), de la postergación del desarrollo, desequilibrio regional y social. Nuestra sociedad dejó de compartir un proyecto.

El olvido de los valores y los derechos fundamentales, el facilismo, la pérdida de la cultura y de la dignidad del trabajo, las antinomias y aún el maniqueísmo tanto como la corrupción, han dañado también seriamente la posibilidad de encontrar una verdadera clase dirigente, lo que nos ha llevado al providencialismo, a privilegiar las respuestas “urgentes” más efectistas que efectivas, a creer más en el “milagro argentino” que en la “Argentina del milagro”.

El mundo hoy presenta el desafío de la globalización. Este fenómeno nacido a partir de hechos positivos como la difusión de la tecnología, la revolución informática, a la par que la caída del Muro de Berlín y el consecuente fin del comunismo, no ha favorecido -aún- a todos los países o a todas las regiones, expandiendo comercio, conocimiento y bienestar.

Sin embargo, puede hacerlo. Frente a la globalización nos caben dos actitudes: el aislamiento total y echar las culpas a tal proceso, o articular nuestro esfuerzo para jugar un papel en el mundo desarrollado.

Tenemos como plataforma la riqueza de una población multicultural que todavía posee como ventaja competitiva un sistema educativo que otrora sobresaliera en la región y que aún puede recuperarse y un modelo productivo que, basado en nuestras riquezas naturales, debería ser capaz de generar valor agregado en bienes y servicios competitivos interna y externamente. Es por ello que la competitividad en
la Argentina tiene que basarse en educación, tecnología y en un esfuerzo vital para así insertarnos en el mundo y traer mayor bienestar al pueblo argentino.

Ello implica ser capaces de producir una propuesta que más allá de ideologías o posturas partidistas, contenga el núcleo duro de coincidencias sobre las grandes políticas de Estado para el porvenir.

Entendemos que sólo con la identificación de tales fines compartidos y estrategias asumidas en el ámbito nacional, podrán superarse las tensiones provocadas por medidas coyunturales, que terminan reflejando meras pujas de intereses.

La meta debe ser la de lograr una adecuada inserción en el mundo, con una estrategia de desarrollo económico y social que recupere la idea de progreso, en el marco de la democracia política, la gobernabilidad, la transparencia y buena administración.

Este emprendimiento deben encararlo todos los sectores de la comunidad. Estamos convencidos de que hay que hacerlo, que es la oportunidad para movilizar a la Nación en un debate, no de cuestiones coyunturales -que las hay, son graves y relevantes pero que constituyen necesariamente parte integrante de la agenda de Gobierno de nuestros díassino enmarcarnos en una acción de identificación de los grandes objetivos que la Nación debe afirmar como postulados que hagan a su futuro, para que el sueño se transforme en esperanza, la esperanza nutra al Proyecto y que el Proyecto se haga nuevamente Nación.

Dr. Daniel Funes de Rioja
Académico Secretario

Dr. Eduardo A. C. de Zavalía
Académico Presidente


 
Volver
 
  Chile 1180 - (C1098AAX)
Teléfono: 4021-7803  |4000-7638
Buenos Aires, Capital Federal - Rep. Argentina